La formación continua de los equipos de trabajo en una empresa es una inversión para el futuro y no un gasto innecesario. En tiempos de crisis, los argumentos por los que los directivos deben invertir, aún más si cabe, en reciclar los conocimientos de las plantillas son varios:

  • Valor añadido

Está comprobado que cuando las plantillas están formadas, realizan la prestación de su servicio de forma más profesional. Para el empresario esto se traduce en una mayor confianza del cliente y genera una ventaja competitiva en nuestro negocio.

  • Delegar en tu equipo

Cuando los trabajadores de una empresa se forman en diferente campos, el directivo puede delegar tareas en ellos al ser profesionales más capaces. Liderar a un equipo formado es más fácil para el empresario.

  • Independencia del trabajador

Los empleados formados se sienten más independientes y seguros en sus puestos de trabajo. 

  • Estabilidad de los equipos

La retención del talento es uno de los problemas más frecuentes con el que luchan las empresas. Cuando un empleado recibe formación, éste se siente valorado e importante en la empresa, con lo que su compromiso con ella es mayor. Recuerda un buen trabajador siempre quiere hacer su trabajo lo mejor posible. Esto sólo se consigue con más formación.

  • Innovación

La formación es una forma de evitar que un trabajador sienta su trabajo monótono, mecánico o rutinario. Al contrario, cuanto más sabe , más busca la forma de mejorar procesos para la empresa.

  • Bonificaciones

La formación de los empleados es una inversión. La formación de las plantillas puede estar subvencionada total o parcialmente por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE). Debemos utilizar los recursos que el Estado nos brinda para mejorar la formación de los trabajadores. En este sentido, el IVFE es una empresa reconocida por FUNDAE para impartir formación presencial, on-line y mixta. La formación en línea al campo de la empresa, ha venido para quedarse, al ser una fórmula  que permite reducir gastos a la empresa y valora más el tiempo que destina el empleado a su formación.

Recuerda, formar a tus empleados siempre es una inversión y el IVFE te ayuda en el proceso. Nosotros nos encargamos de todo: consulta del crédito de formación, búsqueda e impartición de los cursos necesarios para satisfacer tus necesidades en nuestra propia plataforma, y gestión de toda la documentación para la bonificación total o parcial de la misma para el empresario.

La formación de empleados es inversión, ¡invierte en formación para tus empleados, invierte para el futuro!

Share This